2018-10-15T10:28:42-03:00

Un grupo de arqueólogos descubrió los restos de un niño de 10 años en un asentamiento romando en la villa di Poggio Gramignano, en Lugnano in Teverina, Italia, y quedaron totalmente atónitos.

Encontraron la tumba del “niño vampiro” y revelaron un enigma de 1600 años - Imagen

El menor fue sepultado hace 1600 años con una piedra en la boca, una práctica ritual llevada a cabo para evitar que los cadáveres se levanten de las tumbas. Fue bautizado con el “niño vampiro”.

“Nunca había visto nada igual. Es extremadamente espeluznante y raro”, dijo el arqueólogo de la Universidad de Arizona, David Soren, que ha supervisado las excavaciones en este lugar durante más de tres décadas.

Encontraron la tumba del “niño vampiro” y revelaron un enigma de 1600 años - Imagen 1

Según las pruebas analizadas a partir de los huesos del niño, conocido como el “vampiro de Lugnano”, el menor padecía malaria en el momento de su fallecimiento.

Encontraron la tumba del “niño vampiro” y revelaron un enigma de 1600 años - Imagen 2

Por otro lado, se cree que la piedra en la boca se colocó para evitar que se propagase su enfermedad al resto de la comunidad. En el lugar hay un cementerio de chicos y se puede ver evidencias de prácticas de brujería.

Encontraron la tumba del “niño vampiro” y revelaron un enigma de 1600 años - Imagen 3

“Se trata de un tratamiento mortuorio muy inusual que se ve de varias formas en diferentes culturas, especialmente en el mundo romano, que podría indicar que existía el temor de que esta persona pudiera regresar de entre los muertos y tratar de transmitir la enfermedad a los vivos”, explica Jordan Wilson, bioarqueólogo y estudiante de doctorado.

Encontraron la tumba del “niño vampiro” y revelaron un enigma de 1600 años - Imagen 4

Con estos descubrimientos se puede descubrir la verdad sobre por qué el rey Atila abandonó Italia. Lo cierto es que el rey de los hunos era supersticioso, y dos cosas le metieron miedo: en el 410, Alarico saqueó Roma, y no bien cruzó el Tíber murió imprevistamente. Y a eso hay que sumarle que Atila veía como muchos de sus hombres morían de una rara enfermedad, que ahora se sabe era la malaria.

Encontraron la tumba del “niño vampiro” y revelaron un enigma de 1600 años - Imagen 5

Atila cruzó la frontera y volvió a su palacio más allá del Danubio. Y pocos meses después murió de la manera menos esperada y tal vez más deseada por muchos. Había contraído matrimonio con una joven llamada Ildico y mientras estaba haciendo el amor con ella sufrió una grave hemorragia nasal y murió asfixiado. Sea cual fuese la causa, la verdad es que Atila tenía miedo. Y una epidemia de malaria lo echó de Italia.