2018-10-15T18:28:21-03:00

Esta madrugada el mundo amaneció con la feliz noticia del embarazo de Meghan Markle y por lo tanto, su futura maternidad junto al príncipe Harry. La familia real británica lo anunció a través de un comunicado oficial y contagió su alegría a miles de personas alrededor del planeta.

Todos ya pensamos si será una futura princesa o un futuro príncipe, pero aún desconocemos el motivo por el cual el bebé podría no tener este título.

MIRÁ TAMBIÉN: El coro Gospel que cantó Stand by me en la boda de Meghan y Harry

La realidad es que la reina Isabel II es la única que puede darle aquel reconocimiento. ¿Por qué no es automático y el bebé debe recibir el título después del nacimiento? La respuesta tiene que ver con la historia de la realeza.

El rey Jorge V, abuelo de Isabel II, decretó hace más de 101 años que el título de príncipe/princesa sólo será reservado al círculo más cerrado de la familia real: los primeros en la línea sucesoria, al igual que Carlos y en su momento sus hijos, William y Harry.

Para que el próximo bebé real sea príncipe/princesa la reina deberá firmar las llamadas “cartas patentes”, en las que expresa que concede este título nobiliario. Si Isabel II no lo permite ni desea conceder este título, el nombramiento es imposible.

Cuando Kate Middleton quedó embarazada por primera vez, la reina firmó las cartas para establecer los títulos de los hijos de la duquesa y el príncipe William, por ende, es muy probable que también lo haga con los hijos de Harry.

De no ser así, el bebé de Meghan y Harry tendrá el tratamiento de lady o lord con su apellido Mountbatten Windsor. Si es varón heredará el título de conde de Dumbarton -el segundo título del príncipe Harry-, pero si es mujer será solo lady Mountbatten-Windsor. También llevará el apellido “de Sussex” en su vida pública.

VER MÁS: El príncipe Harry y Meghan Markle esperan su primer hijo