2018-06-05T17:54:50-03:00

El elefante “Pelusa”, que vivió en cautiverio durante más de 50 años en el Zoológico de la ciudad de La Plata, iba a ser liberado gracias a la iniciativa liderada por la Fondation Franz Weber de Suiza, que busca cambiar la realidad de los elefantes en cautiverio en toda Suramérica.

Sin embargo, debido a su importante deterioro y grave estado de salud, Pelusa no logró sobrevivir y en la noche de ayer murió en el Zoo de La Plata.

Murió “Pelusa”, un elefante que soñaba con ser libre - Imagen

Los últimos instantes de su vida y su triste final rodeada del afecto y amor de sus cuidadores, serán parte de “Caravana”, el film documental producción original de Posibl., inspirado en la historia de Pelusa y cada detalle de la misma para dejar en evidencia muchas verdades aun no reveladas de esta cruel problemática y así exigir la liberación inmediata de los otros 9 elefantes que aún viven en cautiverio en Argentina y a su vez a los 40 restantes que están en Suramérica.

“Caravana” contará con la participación y apoyo especial del reconocido músico AXEL como activista, quien se suma una vez más a una iniciativa de Posibl., con su voz en off al film para narrar toda la conmovedora historia de Pelusa, y así impulsar el cambio rotundo de paradigma de prohibir animales en cautiverio.

Murió “Pelusa”, un elefante que soñaba con ser libre - Imagen 1

El director del Santuario de Elefantes de Brasil, Scott Blais, aseguró que la elefanta Pelusa, que tenía una enfermedad en sus patas traseras desde 2014, “representa ese deseo egoísta de los seres humanos de tomar decisiones sobre los animales y que causa situaciones como esta, no sólo con elefantes sino también con muchos animales que sufren el cautiverio”. Blais arribó a Buenos Aires para poder asistir y colaborar con los especialistas y veterinarios del Zoológico de la Plata, el Santuario y la Fundación Franz Weber, quienes venían realizando un seguimiento del estado de salud del animal.

El sábado Pelusa se acostó luego de permanecer dos años parada, y ya no volvió a levantarse, por lo que los especialistas mostraron preocupación, ya que esto demuestra un desmejoramiento en su ánimo. Se realizó un despliegue de una carpa especial para protegerla del rocío y del frío, la cubrieron con mantas y entibiaron el ambiente con varios calefactores de pie, al tiempo que el equipo de profesionales se mantiene a su lado de manera permanente.

Los especialistas de la Fundación Franz Weber, liderados por Alejandra García, responsable en Argentina y quien en todo momento no se apartó de Pelusa junto a Scott Blais del Santuario de Elefantes de Brasil, advirtieron que, “si ella no presentaba signos de querer levantarse, no debe ser forzada a hacerlo; la experiencia en casos similares ha demostrado que ese curso de acción puede entrañar riesgo de muerte”. Además, Blais sostuvo que “desde hace dos años no se podía recostar, lo que puede ser agotador para un elefante, causar más daño, más dolor porque no puede liberar la presión de sus patas”.

“Nuestra esperanza era que solamente necesitara descansar, para relajarse y recuperarse, y finalmente recuperar sus energías para pararse. Lamentablemente, esto no fue en la dirección que deseábamos”, lamentó.

A su vez Alejandra García manifestó, “Pelusa es una embajadora de los animales en cautividad y todo lo malo que ello representa. Es hora de ponerle fin al cautiverio de los animales de manera urgente. Argentina debe liderar esto y comprometerse a que esto no ocurra nunca más. Debemos comprometernos para liberar de manera urgente al resto de los elefantes”.

Las últimas horas de Pelusa con vida fueron muy difíciles y movilizantes para el grupo de cuidadores que durante años cuido con amor de ella y los expertos del Santuario y la Fundación Franz Weber. Luego de horas de estudios y conversaciones, la decisión fue clara: “ahora, nuestro objetivo es honrar a Pelusa. Ella es la razón por la que estamos acá. Tratamos de tenerla lo más confortablemente posible. Siempre puede haber un milagro, pero en este punto creo que estamos ante los últimos días de Pelusa”.

Cerca de las 23:00 horas del día de ayer lunes 04 de junio, y ante la situación irreversible de su salud, el equipo veterinario del Jardín Zoológico y los especialistas del Santuario de Elefantes de Brasil junto a la Fundación Franz Weber, definieron tomar el único camino posible para que ella no sufra y finalmente pudiera descansar.

En 1966, el elefante Pelusa nació en cautiverio en Hamburgo, Alemania y a sus dos años de edad fue apartada de su madre, gracias a un proyecto de intercambio de animales liderado por el veterinario Arturo Berthi, para ser trasladada al zoológico de la ciudad de La Plata en Argentina, y desde ese día nunca más estuvo en compañía de otro elefante ni volvió a ver a su familia.

El equipo de Posibl., liderado por Martín Parlato, su Fundador y Director del Film documental “Caravana”, estuvo presente durante todo el proceso registrando junto a su equipo de manera exclusiva todos los detalles de los últimos instantes de la vida de Pelusa.

“Es un día muy triste y duro para todos, en especial para sus cuidadores y los especialistas del Santuario y la Fundación que trabajaban día a día junto a Pelusa. Luego de ser arrancada de su madre a los 2 años, ellos se convirtieron en su única familia, los únicos que verdaderamente pensaron en ella todo el tiempo y las únicas muestras de amor que recibió”, manifestó Parlato.

“Hasta en el minuto final de su vida, Pelusa fue presa de muchos intereses, muchas injusticias, responsabilidades, egos, absurda burocracia y negligencias. Pero también hay complicidades. Caravana la honrará y contará toda la verdad de su historia. Hoy su alma finalmente es libre y es hora de que la sociedad entera haga un mea culpa y se encamine hacia un cambio de paradigma, que podamos comprender que a Pelusa le hemos arruinado la vida con nuestra indiferencia y que debemos cambiar esa indiferencia por hacer la diferencia. Hoy tenemos la oportunidad de hacernos cargo y cambiar”,  concluyó Martín Parlato.

Con el único objetivo de ponerle fin a esta cruel realidad en la que viven los elefantes en cautiverio en Argentina, Suramérica y el resto del mundo, Posibl. compañía multimedia y máximo referente en contenidos e iniciativas de impacto social en la región, continua la grabación del film documental “CARAVANA”, que registra de manera exclusiva la historia conmovedora de Pelusa.

El film que se estrenará en 2019 en festivales internacionales y cines, sentará sin dudas un precedente que no sólo dejará herido de muerte el negocio de los elefantes en cautiverio, sino también instalará un cambio de paradigma en la sociedad con el único objetivo de próximamente liberar a los otros 9 elefantes que viven en cautiverio en Argentina y a su vez a los 40 restantes que habitan en Latinoamérica.

A través de este adelante en video y el movimiento #CaravanaDePelusa, la sociedad podrá sumarse en redes sociales y generar la presión necesaria también a través del link www.caravanamovie.com, donde se puede ver y compartir ver adelantos del film, como también firmar una petición o realizar una donación para que este cambio de paradigma suceda en el mundo y más elefantes puedan alcanzar su tan preciada libertad.

Información gentileza Posibl y Boca PR.