2018-05-09T15:01:15-03:00

 

Sufrió anorexia y la superó en una pista de atletismo - Imagen

Cynthia Mayer tiene 21 años y se dedica al atletismo. A sus 17 transitó uno de los momentos más difíciles de su vida: “En lo único que yo pensaba era en que no me gustaba y en el odio que me tenía”, dice la deportista, quién ya dejó varias vueltas atrás a la anorexia.

Para salir de la oscuridad, Mayer encontró luz en una pista. “Empecé a correr y me distrajo de mi problema personal”, cuenta la runner que estará en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires 2018.

Sufrió anorexia y la superó en una pista de atletismo - Imagen 1

Primer obstáculo: la negación

“Al principio negaba tener un trastorno alimenticio. Era más mi entorno el que me lo decía que estaba muy flaca”, recuerda Cynthia. Y siguió: “Nunca estuve gorda pero había engordado un par de kilos y los quería bajar”.

Sufrió anorexia y la superó en una pista de atletismo - Imagen 2

“Yo lo negaba, me sentía bien y me veía preciosa”, confiesa.

Segundo obstáculo: la obsesión

“Okey, perdí 2 kilos, uno más”, decía la atleta durante su crisis. Así empezó a recortar cada vez más las comidas y a meter más horas en el gimnasio.

Camino a la meta: el atletismo

“Encontré en el atletismo una salida”, cuenta. Y suma: “Empecé a correr y me di cuenta que quería tener el físico que necesitaba para correr y no el físico que a mi me gustaba en el espejo”.

Sufrió anorexia y la superó en una pista de atletismo - Imagen 3

Cynthia Mayer hoy

A sus 21 años y con el trastorno alimenticio superado, Mayer busca cumplir sus metas deportivas y a la vez presta su oído a otras chicas y chicos con anorexia. “Hay personas que se me acercan a preguntarme cómo hice yo para salir del trastorno alimenticio”, cuenta. Y opina: “Yo la verdad es que no creo que sea la persona a la que tienen que hablarle para darles una solución”.

“Yo sí puedo decir que es lo que me sirvió a mi, pero eso no garantiza nada”, afirma. Y sigue: “Para mi la salida está en buscar otra cosa que reemplace eso y es un proceso largo”.

¿Su mayor sueño? “El día que me retire poder decir que di lo mejor y llegar lo más lejos que pueda”.