2018-03-23T16:17:16-03:00

Por Fernanda García Arroyo y Sofi D’alesio

¿Sos hombre o mujer? ¿Te gustan los hombres o las mujeres? ¿Sos heterosexual u homosexual? Hasta hace unos años parecían ser las únicas “opciones” para definir la sexualidad y el género de las personas.

Hoy, el campo es mucho más inclusivo y se dejaron de invisibilizar algunas realidades. No todo es blanco o negro. La diversidad sexual es tan amplia que los términos se escapan de las manos y se confunden los conceptos. No es lo mismo tu sexo biológico, que tu identidad de género u orientación sexual. Entonces ¿cuál es la diferencia?

Sexo biológico:

Hace referencia a las diferencias biológicas entre los hombres y las mujeres: los genitales, hormonas y cromosomas. Antes de que nazcas se fijan cuál es tu sexo biológico para definir si serás hombre o mujer y hasta elegirte el nombre.

Identidad de género o sexual:

Es la respuesta a cómo te sentís: hombre, mujer, ambos o ninguno. Es una vivencia subjetiva y puede coincidir o no con tu sexo biológico.

Orientación sexual:

Está relacionada con tu preferencia sexual, es decir, con el sexo hacia el cual te sentís atraído emocional, afectiva y sexualmente. No hay solo dos formas de definir tu sexualidad (heterosexual u homosexual), sino que abarca un mayor rango de posibilidades como la pansexualidad, bisexualidad y la asexualidad, entre otras.

¿Cuál es la diferencia entre identidad de género, orientación sexual y sexo biológico? - Imagen

Sin embargo, no es sólo uno de estos conceptos el que nos define como personas. Por el contrario, es la suma de los tres lo que hacen a la diversidad sexual. En el mundo somos 7 mil millones de personas, por lo que hay tantas posibilidades como personas en el mundo.