2018-03-22T17:50:25-03:00

El escándalo mundial tras la revelación de que a través de Facebook, Cambridge Analytica filtró datos de más de 50 millones de usuarios y que sus perfiles fueron usados para influenciarlos en elecciones como la presidencial de Estados Unidos en la que ganó Donald Trump está todavía en boca de todos. Te explicamos de manera sencilla cómo fue que se llegó a armar el saqueo de la información desde la red social.

VER AHORA: Facebook te espía. ¿cuáles son los tres métodos que utiliza para obtener información?

 

Una investigación del New York Times estadounidense y del The Observer de Inglaterra destapó el “facebookgate”Christopher Wylie fue uno de los ex empleados de Cambridge Analytica que testimonió y aportó pruebas. Se denunció que a través de esta empresa y de su unidad llamada Strategic Communication Laboratories que trabaja en asesoría política, la campaña electoral de Trump, el magnate y presidente estadounidense, identificó la personalidad de los votantes e influenció, a partir de los datos personales, con microanuncios partidarios.

Guía para entender el escándalo de las filtraciones de Facebook - Imagen

Christopher Wylie

 

Primero, seguramente, todos conocemos y usamos alguna aplicación que solicita permisos para poder acceder de forma automática a través de Facebook. En ese momento es que la red social consigue datos personales que le brindamos porque la gratuidad del servicio se explica desde que el  preciado bien con el que se quedan es el de nuestra información personal.

 

Cambridge Analytica es una empresa con sede en Londres. En el 2014 habían asegurado una inversión de 15 millones de dólares para trabajar con el partido republicano de los EEUU para futuras elecciones. Aquí hay que prestar atención en una sucesión de nombres. Robert Mercer fue el inversor republicano que se contactó con Alexander Nix, el CEO de Cambridge Analytica, quien a la vez se reunió con Stephen K. Bannon, asesor de Donald Trump en la campaña y en la Casa Blanca. Nix armó con Christopher Wylie un grupo. Wylie reclutó al investigador externo rusoestadounidense Aleksandr Kogan y, con fondos de Cambridge Analytica, le cubrió los gastos para crear una aplicación de recolección de datos. De esta manera Kogan creo un test de personalidad llamado “thisisyourdigitallife” (“esta es tu vida digital”). Al acceder a la aparente inofensiva prueba de personalidad en FB otorgabas no sólo tu información personal, sino también la de todos tus contactos. De los más de 50 millones de usuarios a los que se les robó información, sólo 265 mil dieron su aceptación.

Guía para entender el escándalo de las filtraciones de Facebook - Imagen 1

Pensá ahora en todas las cosas que se saben de vos a partir de Facebook. Se sabe tu dirección, tu celular, tus familiares, tus amigos, tu escuela primaria, tu escuela secundaria, tu universidad, tus intereses, tus tendencias políticas, tus likes, tus mensajes privados,etc. De la misma forma en que te conocen pueden establecer perfiles de personas, pueden calificarlas según su nivel de influencia. ¿No suena tan loco no?

 

Guía para entender el escándalo de las filtraciones de Facebook - Imagen 2

Publicación del NY Times sobre el “facebookgate”

 

VER MÁS: Cómo saber cuántas empresas tienen acceso a tus datos personales a través de Facebook

Mark Zuckerberg, el creador de Facebook se expresó en un comunicado. “Tenemos una responsabilidad de cuidar tus datos y, si no podemos hacerlo, no merecemos servirte. Estuve trabajando para entender exactamente qué ocurrió y cómo asegurar que esto no vuelva a pasar. Yo empecé Facebook y, al final del día, soy responsable de lo que pasa en nuestra plataforma. Vamos a aprender de esta experiencia para asegurar mejor nuestra plataforma y hacer nuestra comunidad más segura para todos”, “Quiero agradecer a todos por continuar creyendo en nuestra misión y por trabajar en construir esta comunidad juntos”.

 

La palabra de otro directivo fue la de Paul Grewal, vicepresidente y director jurídico adjunto de Facebook declaró que lo que sufrieron un engaño y un fraude. “Proteger la información de las personas está en el centro de todo lo que hacemos por lo que no se infiltró ningún sistema, y no se robaron ni hackearon ninguna contraseña ni partes delicadas de información”, fueron las respuestas que dio. Facebook suspendió en su plataforma a Cambridge Analytica, que por su parte, acusa al investigador Kogan y declaró que borró la información en 2015 al enterarse de la situación problemática en la que podía desembocar el método usado. Además, Alexander Nix fue suspendido por la misma empresa que él conduce. Cambridge Analyitica, además de la asesoría política, planea utilizar sus métodos de trabajo para el marketing de las grandes empresas multinacionales. Aleksandr Kogan, el investigador en cuestión, aseguró, y asegura, que sus motivos fueron académicos.

Guía para entender el escándalo de las filtraciones de Facebook - Imagen 3

Aleksandr Kogan

Guía para entender el escándalo de las filtraciones de Facebook - Imagen 4

Mail de Kogan a Wylie publicado por The New York Times en el que le explica lo que se puede obtener del test

Guía para entender el escándalo de las filtraciones de Facebook - Imagen 5

 

En enero de este año Channel 4 News realizaron una serie de cámaras ocultas en la que obtuvieron testimonios del CEO de Cambridge Analytica, Alexander Nix, junto con los de Mark Turnbull el director ejecutivo y Alex Tayler el jefe del servicio de datos, jactándose de usar empresas falsas de fachada, ex espías y chantaje entre sus prácticas alrededor del mundo. El video fue publicado también esta misma semana. Por este lado, según explica el video de Channel 4, trabajaron en unas 200 elecciones en todo el mundo, ¡incluidas las de Argentina!.

Empleados de Cambridge Analytica trabajaron en la campaña de Donald Trump y, según el New York Times, la firma trabajó también en Rusia, Ucrania, el Caribe y África. En el caso de los Estados Unidos, se investiga si el partido republicano infringió leyes al contratar extranjeros. En el Reino Unido la investigación torna en relación al uso de prácticas ilegales en relación al Brexit.