2018-03-07T16:45:47-03:00

¿Alguna vez subestimaron tu conocimiento por ser mujer? ¿Alguna vez un hombre te explicó un concepto como si fueras una nena de primer grado? ¿Alguna vez te sentiste ninguneada por un hombre que quiso hacerte creer que sabe más que vos?

Eso es mansplaining. Leticia Dolera, actriz y directora de cine española aprovechó los premios Goya 2018 para explicarnos a todos qué significa.

La palabra proviene de la fusión de las palabras “man” y “explaining“. El término define a un hombre que le explica un concepto a una mujer de manera condescendiente.

El “mansplainer” tiene el prejuicio que la mujer desconoce un tema por ser mujer. Casi como un deber social, intenta explicar algo sin considerar el conocimiento previo que ella pueda tener y hasta ser una experta en el asunto.

Hace tan sólo unos días, el periodista argentino Pablo Sirvén escribió un tweet que desató un gran disgusto en la red social. “Antes de #AbortoLegalYa, es urgente enseñar a mujeres (por lo visto de cualquier clase social) a usar métodos anticonceptivos más prácticos y menos traumáticos y cruentos para ellas y para terceros“, escribió. No faltó oportunidad de usar este repudiable tweet para graficar a la perfección lo que es el mansplaining.

¿De dónde surge el término? Ya en 2010, New York Times consideró “mansplainer” como una de las palabras del año.

En 2014, Rebecca Solnit, a quien se le adjudicó el término “mansplaining”, publicó el libro “Los hombres me explican cosas”, una serie de ensayos entre los cuales cuenta una experiencia propia.

Ese viejo hábito machista: el “mansplaining” - Imagen

En una cena, un hombre la interrumpió y desacreditó sus comentarios. Comenzó a hablarle sobre un libro “verdaderamente importante”, claro que sin haberlo leído. Ese texto del cual hablaba resultaba ser uno de la propia Solnit.

El concepto tiene su mayor expresión en aquellas situaciones en las que el hombre sabe poco y la mujer, por el contrario, es la ‘experta’ en el tema, algo que, para la soberbia del primero, es irrelevante: él tiene algo que explicar y eso es lo único que importa“, explica en el libro.

Y da un ejemplo: “Creo que la historia reciente de mi país sería muy distinta si hubieran prestado atención a Coleen Rowley, la agente del FBI que dio los primeros avisos sobre Al Qaeda. La credibilidad es una herramienta que raramente se concede a las mujeres“.

Uno de los ámbitos en los que más se da el mansplaining es en el trabajo. Según un estudio realizado por las universidades de Brigham Young y Princeton, los hombres hablan tres veces más que las mujeres en las reuniones laborales. “Ellos se toman, y se les asigna, más tiempo para hablar en casi todos los entornos profesionales“, afirman en un artículo de New York Times.

Por si todavía quedan dudas, recomiendo el video de Malena Pichot en el cual también explica de qué va el mansplaining.