2017-08-20T17:32:09-03:00

Lejos quedó la garra de Julio Buffarini para desbordar por el lateral derecho. Lejos quedó la gambeta de “Pipi” Romagnoli cuando nadie podía pararlo. Lejos quedaron los goles de Bernardo Romeo, “Cuqui” Silvera o Alberto Acosta. San Lorenzo ya no es San Lorenzo.

La Copa Argentina es una competencia que ofrece una oportunidad para que equipos de categorías más bajas puedan enfrentarse a los elefantes del fútbol profesional. Pero también es una excusa para exponer las falencias que tienen los equipos de Primera.

En el Día del Niño, San Lorenzo jugó como equipo chico - Imagen

Hoy la careta se le cayó a San Lorenzo. El equipo de Diego Aguirre que tiene menos ideas que un nene. Pequeño Ciclón: No, Papá Noel no existe. Sin una pizca de  fútbol es imposible ganar un partido. Este domingo, en pleno Día del Niño, al conjunto de Boedo no le llegó ningún regalo.

Durante todo el segundo tiempo Deportivo Morón se hizo grande, o más bien achicó a su rival. Lo que amenazaba con llegar finalmente lo logró a 5 minutos del milagro. Sí, el milagro para San Lorenzo, que jugando mal se las iba a ingeniar para sobrevivir un partido más en la Copa Argentina.

El gol llegó luego de un acertado enganche de Leandro Guzmán, que la cruzó en el arco de Navarro y le dio al “Gallito” una alegría gigante.

El domingo en Lanús, San Lorenzo se hizo chico.