23 consejos que debes escuchar si tienes 23 años

El paso de la adolescencia a la adultez no siempre es fácil, pero Heidi Priebe tiene la palabra justa para todo veinteañero.

23 consejos que debes escuchar si tienes 23 años

May 1st, 2017

Si estás adentrándose en el mundo de “los 20”, probablemente entiendas a la perfección este artículo: cumplir 20 es tan emocionante como vacilante. No sabes bien qué va a pasar con tu vida, pero sientes la presión del mundo, que te cataloga como “adulto”.

23 consejos que debes escuchar si tienes 23 años - Imagen 1

En definitiva, todo se reduce a una pregunta: ¡¿Cuándo fue que crecí?! Atrás dejamos la mente adolescente que vivía sin responsabilidades, comenzamos a enfrentar nuestros primeros trabajos -que no siempre son bien pagos- y tomamos la dura decisión, como si eso fuera fácil, de lo que queremos hacer de nuestras vidas. En pocas palabras, tienes la billetera vacía y, además, una falta de dirección. ¡Bienvenido al mundo real!

23 consejos que debes escuchar si tienes 23 años - Imagen 2

Por suerte, existe Heidi Priebe, que, con su artículo publicado en el portal Thought Catalog, simpatiza con todos aquellos que alguna vez tuvieron 23 -o que lo tienen ahora-, para darles a entender que lo que puede parecer un camino dificultoso, en realidad, no es tan malo como piensas.

1. No vas a quedarte solo por el resto de tu vida

Tener 23 implica que te sientes solo e incómodo. Estás por terminar tu carrera universitaria -o, al menos, en la mitad-, mientras que tu vida profesional recién está comenzando. Tu vida social está haciendo un cambio incómodo en respuesta a todas esas transformaciones. Estás lejos de todas las personas que te conocían bien, pero no lo suficientemente cerca emocionalmente de los que te rodean ahora.

Dale tiempo. Dale la posibilidad de evolucionar a tus relaciones. Date la oportunidad de adaptarte a vivir sin esos amigos cercanos (sí, te adaptarás). La soledad no dura para siempre, incluso cuando parece que así será.

2. No tienes que estar trabajando en tu “trabajo de los sueños”

Está bien tomar un trabajo de oficina nefasto, porque tienes que pagar las rentas. Está bien gastar tu tiempo libre haciendo voluntariado para ganar la experiencia que necesitas. Hay miles de rutas diferentes que puedes tomar para llegar a donde quieres. No te critiques en el proceso -sigue adelante, constante y lento-, hacia donde quieres estar.

23 consejos que debes escuchar si tienes 23 años - Imagen 3

3. Todos se sienten perdidos en algún punto

De verdad. Cada persona que conoces, con las que has interactuado, o en las que piensas en el transcurso del día, definitivamente han tenido un período en sus vidas donde NO tienen ni idea qué es lo que están haciendo. Así que esto es tuyo. Lo estás intentando superar en el camino, muy temprano.

23 consejos que debes escuchar si tienes 23 años - Imagen 4

4. Todavía tienes mucho tiempo para fallar

Tienes tiempo para fallar en el amor. En tu carrera. En tus aspiraciones creativas. En tus objetivos personales. Eres todavía lo suficientemente joven para fallar y luego levantarte, muchas veces. Así que no tengas miedo de tomar esos riesgos grandes, aterradores; cuando todavía tienes el tiempo, la fortaleza y la determinación para comenzarlo todo de nuevo.

5. Alguien te amará de nuevo

Vas a sentir esas ‘mariposas en la barriga’ nuevamente. Vas a volver a querer decirle a alguien ‘te amo’. Vas a tener algo real con otra persona, por más que ahora no parezca. La habilidad de querer a otro ser humano no te abandona, incluso si es un músculo que no has flexionado en mucho tiempo.

6. Vas a amarte a ti mismo nuevamente

Tu auto-percepción se adaptará cuando abraces al nuevo adulto que hay en ti: ese por el que te estás desarrollando. No te critiques a ti mismo sobre lo que eres o sobre lo que todavía no llegaste a ser a los 23. Tienes mucho tiempo de sobra para desarrollar esa persona en la que te convertirás, y por la que estarás bien orgulloso cuando llegues.

23 consejos que debes escuchar si tienes 23 años - Imagen 5

7. Tienes permitido establecer y mantener límites

Ser un adulto joven implica decir “sí” a muchas cosas. Largas horas de trabajo, demandas de tus compañeros; solo porque no estás seguro de las cosas a las que les puedes decir que no. Pero este es el asunto: tienes permitido establecer límites tanto personales como profesionales, en orden de mantenerte sano y estable. No te tienes que ganar el derecho a cuidar de ti mismo. Te lo mereces, porque eso es algo básico de nuestra existencia.

8. Siempre hay alguien apoyándote

Puede que no tengas la suerte de tener padres que te ayuden financieramente, e incluso amigos que estén inmediatamente disponibles para apoyarte de manera emocional, pero ten la seguridad de que, si las cosas salen realmente mal, tendrás personas allí que te ayudarán de maneras inesperadas. Si algunos nombres se te pasan por tu mente, eso significa que estás mejor que muchas personas.

9. Sentirte decepcionado de ti mismo significa que sabes que lo puedes hacer mejor

Si te sientes mal por tus propios logros, estás viviendo la vida mal. La decepción, moderada, significa que crees en una versión mejorada de ti. Tomando esa creencia, en la vida llegarás más lejos de lo que te imaginas.

23 consejos que debes escuchar si tienes 23 años - Imagen 6

10. No es tu trabajo vivir el sueño de otro

No te tienes que mudar a Asia a enseñar inglés si eso no te hará feliz. No te tienes que mudar de tu gran ciudad y conseguir un trabajo de oficina entorpecedor, porque crees que eso impresionará a tus padres. Las decisiones que haces ahora, establecen la tonalidad de las decisiones que tomarás en el resto de tu vida. Entonces, puedes elegir lo que quieras hacer, y solo preocuparte por la impresión que le darás a tu ‘yo’ del futuro.

11. ‘No’ es una palabra muy importante

Tienes permitido usarla. Decir ‘no’ a trabajos que no te atraen. Decir ‘no’ a personas que sacan lo peor de ti. Decir ‘no’ a todas las oportunidades que son un obstáculo de lo grande, más audaz y valiente que persigues. Dí no con confianza, de manera estratégica y cuando regularmente tienes la necesidad. Es tu derecho y, en algunos casos, tu mayor activo.

12. Nadie puede leer tu mente: vas a tener que pedir por aquello que quieres

Nadie va a venir con el trabajo de tus sueños, la relación perfecta o tu estilo de vida ideal en la mano para dártelo, porque has estado obedeciendo las reglas. Tienes que pedir -directamente y muchas veces incesantemente-, por esas cosas. Es desafortunado que el mundo adulto funcione de ese modo, pero lo hace. Cuanto más rápido te sientas cómodo pidiendo cosas, más ágil comenzarás a ver los resultados. Resultados que otras personas no obtienen porque tienen miedo de pedirlo.

23 consejos que debes escuchar si tienes 23 años - Imagen 7

13. No tienes que sentir vergüenza

Ni de las personas con las que trabajas, ni con la que sales, ni del lugar en el que estás en tu vida, ni de la gente con la que te graduaste. La vergüenza es una decisión. Y cuanto más orgulloso decidas estar de ser ti mismo, sin importar en qué lugar estás en tu vida, más lejos llegarás. La confianza vaticina tu éxito.

14. Tu cuerpo no tiene 17 años, ya no más

No puedes vivir para siempre a base de una dieta estable de cerveza, burritos y siestas poderosas. Tu cuerpo está comenzando a cambiar y tienes que cambiar para acompañarlo, si no quieres sentirte un poco desgastado por el resto de la eternidad. Tratar a tu cuerpo apropiadamente tendrá un impacto positivo en tu vida en los próximos años, mucho más de lo que posiblemente imagines.

15. Probablemente eres más “hot” de lo que piensas

Algo que escucho una y otra vez de los que están en la mitad de los 20 es que no pueden creer lo poco atractivos que eran al principio de esta década. En este punto de nuestra vida, nosotros somos nuestros críticos más duros, y, probablemente, esa cualidad poco atractiva sea la que te genere una falta de confianza en tu apariencia. Ahora mismo, empieza a creer en ti un poco más, así, más tarde, no tengas que criticarte tanto.

23 consejos que debes escuchar si tienes 23 años - Imagen 8

16. No has terminado de cambiar, y probablemente no termines de hacerlo todavía

Están esos momentos raros y hermosos al principio de los 20s, cuando sentimos que lo tenemos todo ya sabido y que no estamos en peligro. Pero esos momentos no duran mucho tiempo. La vida cambia constantemente, pero eso está lejos de ser algo malo. Tu cerebro está todavía en desarrollo. Tú estás todavía en desarrollo. Y lo peor que puedes hacer ahora mismo es estancarte.

17. Tienes que darte a ti mismo un descanso

A los 23, es fácil darte cuenta que, mientras has estado trabajando, progresando y formando relaciones, nunca te has tomado un tiempo para respirar. Para relajarte. Para tomarte un descanso en esa escalada rápida al futuro. Te mereces vivir y disfrutar la vida. El futuro ya llegará, y será pronto.

18. Perder amigos es una consecuencia natural de este proceso de la vida

Perder el contacto con tus amigos de la escuela, de la universidad, de tu barrio o aquellos seres queridos que aparecieron antes o después de lo que estás haciendo, es una consecuencia natural de crecer. No depende estrictamente de ti mantener viva cada amistad que tuviste: algunas cosas se desvanecen naturalmente, porque así debería ser. Porque algunas de las amistades que hiciste estaban destinadas a durar una temporada, no una vida, y no hay nada de malo con ello.

23 consejos que debes escuchar si tienes 23 años - Imagen 9

19. Va a haber personas a las que vas a tener que dejar atrás mientras creces, y eso no te hace una mala persona.

Todos crecen y crecen personalmente en diferentes ritmos. Cuanto más grandes seas, más notarás que algunas personas deliberadamente eligen mantenerse estancados o atrapados. Y no es tu trabajo rescatarlos de sí mismos. Los puedes amar, los puedes apoyar y alentar, pero al final del día no te puedes retrasar en su nombre. Tienen responsabilidades sobre su propia vida y tú tienes las tuyas. No eres egoísta o horrible por seguir adelante sin ellos.

20. Las comparaciones no tienen sentido, al menos que las uses para motivarte.

Las comparaciones son algo grandioso, si los estás usando para motivarte o superar el nivel de otra persona en su grandiosidad. Si, en cambio, solo la usas para criticarte, te sacarán mucho tiempo y energía. No eres tu amigo, tu compañero de universidad o de trabajo que acaba de recibir un aumento. Tú eres tú. Y si quieres superar al resto, vas a tener que usar las habilidades que te hacen único, en vez de usar lo que le sale naturalmente a los demás.

21. Todos fallan

De verdad. Todos tienen al menos un grande y enorme error que preferirían no haber hecho. Es solo que tendemos a no hablar de nuestras fallas, lo que crea una cultura donde todos creen que son los únicos que lo padecen. Créeme: no estás solo. Todos hemos hecho cosas muy jodidas. Y sobrevivimos. Lo que significa que probablemente tú también lo hagas.

23 consejos que debes escuchar si tienes 23 años - Imagen 10

22. Todos están aterrorizados

Nadie sabe qué viene después. Nadie tiene un plan infalible. Nadie está 100% seguro en cómo obtener lo que quieren en la vida y nadie lo tiene todo resuelto. Incluso las personas más seguras de sí mismas, están un poco inseguras y aterradas alguna que otra vez. La vida es así. La incertidumbre es un ingrediente clave de ella.

23. Si lo tienes todo resuelto, el resto de tu vida será muy aburrido

Si tienes el resto de tu vida armada a los 23 años, el resto de tu vida te aburrirá. Las subidas y bajadas son la parte natural que mantiene a todo interesante. Y la realidad es que, ahora mismo, es el mejor momento para manejar en esas fluctuaciones. Un período de lucha te prepara para un futuro de flexibilidad. Así que lucha a los 23. El futuro tiene un montón de tiempo para ponerse en su lugar.

23 consejos que debes escuchar si tienes 23 años - Imagen 11

Fuente: Heidi Priebe, autora del libro The Comprehensive ENFP Survival Guide.

Mira el video relacionado:

 

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,