¿Ya fue el horóscopo? Ahora lo que vale es el Eneagrama

Si no sabés bien qué es, acá te lo presentamos.

¿Ya fue el horóscopo? Ahora lo que vale es el Eneagrama

febrero 6th, 2018

Luego de la obsesión por los horóscopos, llegó el test de personalidad que todos queremos hacernos: el Eneagrama. Como una herramienta de autoconocimiento, nos ayuda con nuestro conocimiento personal. Ahora me vas a preguntar cómo funciona y cómo llega a descubrir tanto de nosotros. Sí, hasta a eso que negás y preferís guardar bajo la alfombra.

¿Ya fue el horóscopo? Ahora lo que vale es el Eneagrama - Imagen 1

¿Qué es?

El Eneagrama se conoce como un mapa de la personalidad, en forma de estrellas con nueve puntas. Cada una de ellas representa un tipo básico de personalidad, entre los que se encuentran reunidos en aquellas personas emocionales ( con los números 2,3 y 4), las mentales ( con las puntas 5, 6 y 7) y las instintivas ( con el 8, 9 y 1)

¿Ya fue el horóscopo? Ahora lo que vale es el Eneagrama - Imagen 2

¿Qué lee el Eneagrama?

 

 

El sistema del Eneagrama es un mapa que describe la personalidad según nueve caracteres, también explica las relaciones entre estas formas de ser, abordando las relaciones humanas y los intereses e interacciones entre los distintos tipos de carácter, explica por qué suelen caernos bien determinados tipos de persona o rechazamos a otras mientras y otro tipo de personas nos son más bien indiferentes.

¿Ya fue el horóscopo? Ahora lo que vale es el Eneagrama - Imagen 3

¿Cuáles son las 9 personalidades posibles?

UNO: Son personas que transforman su ira en normas, leyes, estudios, porque no la consideran una cualidad perfecta. Buscan la perfección y hablan en términos de lo que está bien y lo que está mal sin grises. En su estado más sano/consciente/maduro, son tolerantes y muy éticos.

DOS: Son personas que seducen para sentir que el otro los necesita. Dan fingiendo no esperar pero precisan agradecimiento, poca tolerancia al rechazo. Necesitan ser vistos. En su estado más sano pueden ser realmente altruístas y desapegados.

TRES: Yo soy lo que hago es su eslogan de vida. Se desarrollan en función de gustar al resto de personas. La vanidad se traduce en la importancia de la imagen que proyectan a los demás. Están muy identificados con su trabajo, y suelen conseguir lo que se proponen, brillando en ello desde la eficacia. En su estado más sano, son sinceros y muy productivos.

CUATRO: Su compulsión más profunda es la envidia. Están pendientes de los demás, y creen que nunca tendrán aquello de lo que carecen. Conectados a los que les falta, a su carencia. La carencia eclipsa su valía. En su estado más sano, son empáticos y muy creativos.

CINCO: El observador. Necesitar poco es uno de sus lemas, amantes del conocimiento, intuitivos y sabios. Se caracterizan por la avaricia, porque no saldrán de su escondite hasta estar bien seguros de que tendrán suficiente energía, dan poco por miedo. Buscan la autosuficiencia. En su estado más sano, son desapegados y generosos.

SEIS: Su fijación es el miedo. Suelen imaginar siempre los peores escenarios. Buscan la autoridad y el poder, al mismo tiempo que huyen de ello. Fingen tener autoconfianza, ocultan un profundo miedo por lo que les pueda pasar. En su estado más sano, son valientes, leales y muy buenos compañeros.

SIETE: Huyen del presente, planificando múltiples futuros, y lo hacen constantemente. La gula de experiencias en la vida, insaciables. Como no se quieren perderse nada, profundizan poco. Máscara de alegría, evitan el dolor en todas sus formas, fóbicos al dolor o lo desgradable. En su estado más sano pueden estar muy presentes y ser muy comprometidos.

OCHO: Imparten justicia (a su modo). Dividen el mundo entre fuertes y débiles. Su fijación es la lujuria o el exceso; tienen mucha autoconfianza, van por la vida necesitando ser fuertes y prevalecer sobre las circunstancias. Fuerte personalidad, y defensores de “los suyos” En su estado más sano, son protectores, ayudando al otro y aportándole fuerza.

NUEVE: El pacificador. Los frena la pereza. Se adaptan a los demás para evitar el conflicto. Esto los aleja de sus deseos, gustos y necesidades. Se funden con el entorno y les cuesta mucho expresar sus necesidades. Entienden todas las opciones y es muy difícil discutir con ellos, porque evitan como pueden el conflicto. En su estado más sano, son muy buenos mediadores, calmando los extremismos.

¿Te sentís identificada con alguno de estas personalidades? ¡Hacé el test acá!

 

VER MÁS: Esto te depara en el amor este 2018 según el horóscopo chino

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,