Cómo medir cuánto valés y qué te merecés

Existe una parte de vos que no estás valorando y eso es lo que te estanca.

Cómo medir cuánto valés y qué te merecés

enero 25th, 2018

Todos venimos con nuestra propia carga de experiencias, historias personales y vivencias desde que aparecemos en esta forma física en el mundo. Con el tiempo, nos fueron entregadas muchas herramientas, y otras que fuimos conquistando a medida que crecimos como producto de las experiencias dolorosas y límites por las que tal vez hemos atravesado en ciertas etapas. Algunos posiblemente hayan tenido el regalo de ser estimulados, amados y queridos. Otros, tal vez han sabido adaptarse como pudieron a un mundo tal vez hostil, a veces doloroso y desafiante, lo cual los ha fortalecido.

Cómo medir cuánto valés y qué te merecés - Imagen 1

¿Qué significa tener valor?

Tener valor no es sólo tener coraje; es confiar plenamente en tu capacidad, habilidad y fortaleza interna, más allá de lo que ocurra alrededor. Es borrar los limitantes internos como el “pero”, el “no”, y es, decididamente, plantarte frente al desánimo y el bajón generalizado de un mundo en constante cambio, para reforzar tu fortaleza interna, utilizándola como trampolín hacia lo nuevo.

¿Qué necesitás hacer con mayor frecuencia?

Es necesario atreverse a salir de la zona de confort; ese espacio que has construido donde todo te parece normal y difícil de cambiar. Aquí, la clave es: un paso a la vez, hacia la meta que quieras proponerte. Y, una vez que la alcanzaste, fijarte un nuevo pequeño escalón hacia delante.

Cómo medir cuánto valés y qué te merecés - Imagen 2

¡Ponete en marcha y no te detengas!

Aquí van algunos recursos que pueden ser útiles para restaurar el valor en nosotros mismos:
Tomá varios minutos al día para estar en silencio. Si no estás con disposición o entrenamiento como la “meditación”, no hay problema: lo importante es que dispongas de un tiempo para estar a solas contigo.

Esquivá los mensajes tóxicos. Por ejemplo, las malas noticias de los noticieros y diarios. Es verdaderamente increíble lo que se opera a nivel celular y espiritual cuando dejas de contaminarte con tantas malas noticias.

Utilizá estímulos externos que te ayuden a conectarte con tu valor y la auto confianza en acción. La música, los aromas, los mandalas, un hobbie abandonado, pueden ayudarte a crear una mejor experiencia interna que, luego, llevarás a lo externo en tu andar por la vida.

Creá una afirmación en positivo: una frase corta, en tiempo presente, que te ayude a recobrar la calma y el equilibrio cada vez que lo necesites.

Justo antes de dormirte, haz tu “balance de gratitud”: una lista sólo con las cosas por las que estás agradecido.

Compartí tus dones y habilidades. Es una retro alimentación fundamental para empezar a cambiar internamente en forma gradual y a sentirte a gusto y plenos, encontrando parte del sentido de la vida.

Caminar, bailar, reír, estar con amigos del alma, leer, participar de actividades recreativas y donde interactúes con otros, pueden ayudarte a conquistar mayor confianza.

Sé paciente. Los resultados se conquistan paso a paso. Este ejercicio sobre la ansiedad te traerá mayor sentido, y disfrutarás más del proceso de recobrar el valor que tienen todas las personas; valor que, con determinación y constancia, podrás reforzar y manifestar más claramente en tu vida.

Por Daniel Colombo. Master Coach especializado en alta gerencia y profesionales; conferencista internacional; escritor y comunicador profesional.

VER MÁS: Cuando tu cuerpo revela lo que no le querés contar a NADIE

 

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,