Por qué viajar te hace más inteligente

La neurociencia confirma que el cerebro crea nuevas conexiones muy positivas.

Por qué viajar te hace más inteligente

septiembre 7th, 2017

Por qué  viajar te hace más inteligente - Imagen 1

Viajar es una de las decisiones más lindas y relajantes que podemos tomar. Siempre que pensamos en hacer esto tenemos en cuenta que la tranquilidad y falta de responsabilidades es nuestra mayor compañía por unos días. Pero hay un dato que nos cambia por completo, y es que viajar nos hace más inteligentes. Si la ciencia lo dice…

La explicación que dan los científicos es que el cerebro acumula información que necesita ser expulsada para encontrar la calma. Y los viajes hacen que este se entrene y estimule para formas nuevas conexiones que derivan en neuronas.

Por qué  viajar te hace más inteligente - Imagen 2

Es cierto que no es fácil adaptarse al lugar donde uno decide descansar unos días, pero el cerebro se entrena, de manara acelerada, cuando se lo cambia de espacio y hasta se vuelve más creativo. Además, todos estos beneficios alcanzan incluso a personas que padecen una enfermedad neurológica.

Esto que comentamos tiene su fuente científica:

“Al realizar cualquier nueva acción, incluido el estudio de cualquier materia, o estar de viaje en otros contextos distintos a los que normalmente se desenvuelve la persona, el cerebro crea nuevas conexiones. Cuantas más conexiones tenga una persona, más herramientas tendrá para la adaptación a nuevas experiencias e incluso para saber responder, en menor tiempo, a problemas que se le planteen a lo largo de su vida“, explica el Dr. Fernando Miralles, Profesor de Psicología en la Universidad CEU San Pablo.

Esta misma teoría la defiende el psicólogo Jaime Burque, que nos cuenta que: “Cuando viajamos, nuestro cerebro sale de su “zona de confort cognitiva” y tiene que enfrentarse a escenarios diferentes: nuevos estímulos, cambios y problemas inesperados, sensaciones nuevas… Un cambio total en las rutinas de nuestra mente, que provoca, a su vez, que nuestros niveles de atención, solución de problemas, imaginación o incluso habilidades interpersonales aumenten de manera significativa”.

Múltiples estudios  corroboran esta data. En uno llevado a cabo por la Kellogg School of Managementen Illinois, los investigadores notaron que los estudiantes que habían vivido en el extranjero tenían más probabilidades de resolver un problema creativo complicado que aquellos que nunca habían salido de su país. El trabajo concluía que “la experiencia de otra cultura dota al viajero con una valiosa apertura de mente, haciendo más fácil para el mismo darse cuenta de que una misma cosa puede tener más de un significado“.

En la misma línea las investigaciones de la Singapore Management University, evidencian también que las personas que más experimentan otras culturas son más capaces de generar ideas creativas y de establecer enlaces más inesperados entre conceptos.

Pero ¿podría ser que lo que suceda es que quienes están inclinados a viajar son más creativos de por sí? Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Florida, no. Durante el mismo, se repartieron tareas que requerían de pensamiento creativo para ser resueltas a tres grupos de alumnos/as: a los que ya habían estudiando fuera, a los que estaban planeando hacerlo y a quienes no tenían pensado salir del país. ¿La respuesta? Aquellos que habían viajado consiguieron mejores resultados que los otros dos grupos.

Entonces, ¿Somos o no más inteligentes quienes viajamos? Miralles responde así: “Actualmente, no podemos hablar de sólo una inteligencia general, pues estudiamos hasta ocho tipos de inteligencias; no obstante, sí podríamos afirmar que las personas que realizan viajes podrían obtener una mayor inteligencia interpersonal (al poder empatizar más con las personas que tienen formas distintas de entender la vida y al tener más información para poder valorar su estilo de vida)”.

Burque, por su parte, nos compara las vacaciones con un “gimnasio mental”: “No creo que quien viaja sea más inteligente que quien no lo hace, pero si el cerebro es un músculo, viajar es como ir al gimnasio. Es decir, viajar tonifica en muchos aspectos el “músculo” de nuestro cerebro (creatividad, resolución de problemas o atención plena)”.

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,