Juana Manso, incansable luchadora por la educación y los derechos de la mujer

Es la protagonista del Doodle de Google hoy

Juana Manso, incansable luchadora por la educación y los derechos de la mujer

junio 26th, 2017

Juana Paula Manso nació en Buenos Aires el 26 de junio de de 1819 y, aunque muchos solo conocen la calle de Puerto Madero que lleva su nombre, fue una mujer escritora, periodista y maestra. Desde su profesión se convirtió en precursora del feminismo en Argentina, Uruguay y Brasil. Su rol fue tan importante que es considerada la primera feminista de la Argentina.

Juana Manso, incansable luchadora por la educación y los derechos de la mujer - Imagen 1

En el mundo de la literatura es considerada como una de las primeros escritores en incursionar en la literatura hispanoamericana junto a Eduarda Mansilla, Mercedes Marín, Rosario Orrego, Gertrudis Gómez de Avellaneda, Julia López de Almeida, Clorinda Matto de Turner, Manuela Gorriti y Mercedes Cabello de Carboneda, entre otras.

Nació en un hogar de clase media alta. Su padre, José María Manso, era un inmigrante andaluz de profesión ingeniero, y su madre, Teodora Cuenca, una joven porteña de ascendencia hispánica. José María Manso participó en las batallas por la Revolución de 1810, luego fue partícipe del Gobierno Unitario de Bernardino Rivadavia, lo cual impulsó la creación de la Sociedad de Beneficencia Educativa, con el fin de fundar las escuelas de las Catalinas y la de Montserrat. Esto les trajo muchos trastornos futuros porque, en 1839, Juana Manso, con 20 años, emigra a Montevideo por las persecuciones que su familia recibe durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas.

Es en ese momento cuando comenzó a publicar sus primeros poemas, con el seudónimo de Mujer Poeta, en periódicos antirrosistas. Desde Uruguay y también en Brasil, donde también vivió varios años, alimentó la idea de que la educación de la sociedad era clave para la emancipación. Por eso se dedica a promover la escolarización y más apasionadamente, al escolarización de la mujer.

Juana Manso, incansable luchadora por la educación y los derechos de la mujer - Imagen 2

Su plan era una educación popular, gratuita y metódica para todas las clases sociales, para hombre y mujeres, sin distinción.

Según cuenta Felipe Pigna en un artículo publicado en la revista Viva, Manso conoció a Domingo Sarmiento en 1859 gracias al escritor José Mármol. Sarmiento la promovió a directora de la Escuela Normal Mixta N° 1, en el barrio de Monserrat. Al poco tiempo, se hizo cargo de los “Anales de la Educación Común”, órgano creado por Sarmiento para difundir su política educativa. Manso difundía ideas de avanzada, apelando a la reflexión educativa en contra de la pedagogía del castigo.

Fue después en 1868, con la llegada de Sarmiento a la presidencia, que ella comienza una carrera en la actividad pública. En 1869 se convirtió en la primera mujer en integrar, como vocal, el Departamento de Escuelas, y dos años después, la Comisión Nacional de Escuelas.

Fue la introductora de la enseñanza del inglés en las escuelas públicas y promovió los concursos por méritos y antecedentes en todos los niveles. Desde todas partes arreciaban las presiones sobre Sarmiento para que la “renunciara”. La respuesta fue: “La señora Manso no renunciará, porque ella no pertenece al gremio de los cobardes que se suicidan”.

Pigna cuenta en su artículo que “algunos amantes de las cadenas y de la ignorancia no pudieron disimular su alegría el 24 de abril de 1875, cuando Juana se fue de este mundo”. No quiso que le dieran la extremaunción y por eso no la aceptaron ni en la Recoleta ni en la Chacarita. Tuvo que ser enterrada dos días después en el cementerio británico. Sus restos fueron despedidos por Juana Manuela Gorriti, quien dijo: “Juana Manso, gloria de la educación, sin ella nosotros seríamos sumisas, analfabetas, postergadas, desairadas. Ella es el ejemplo, la virtud y el honor que ensalza la valentía de la mujer; ella es, sin duda, una mujer”.

Google celebró a Juana Manso con su doodle del día

El buscador celebra el aniversario de su nacimiento con un doodle dedicado a su vocación: la docencia. Murió a los 55 años, sin honores y en la pobreza. Aun enferma, seguía enseñando a leer y a escribir a los niños que vivían en su humilde barrio.

 

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,