El boom de los café gourmet de Buenos Aires

Una bebida que invita a la charla, a la reflexión, que inspira pasión y nunca pasa de moda.

El boom de los café gourmet de Buenos Aires

junio 26th, 2017

En torno al café, bebida que en otros tiempos se creyó milagrosa y que continúa despertando pasiones, se han fundado los bares más importantes del mundo y se han creado en ellos grandes obras de la cultura universal.

El boom de los café gourmet de Buenos Aires - Imagen 1

Dicen que, alguna vez, Buenos Aires tuvo un café en cada esquina y que en los barrios la noche peregrinaba de un local a otro. Era una ciudad con tiempo para arreglar el mundo desde una mesa de café, con el bolsillo suelto y las esperanzas apretadas. En las mesas, un pocillo de café se alargaba interminablemente, tanto como la nostalgia impregnada por el humo de un cigarrillo.

Más de ocho mil cafés forman parte del paisaje actual de la Ciudad de Buenos Aires. Algunos históricos, otros más jóvenes; pero todos protectores de la esencia porteña. Sus mesas son testigo desde hace décadas de momentos de reunión, de reflexión, de amores, de desamores, de alegrías y penas.

Recientemente, han resurgido las cafeterías con características acordes a los tiempos modernos, con las exigencias de los que realmente prefieren un tiempo para el café  y con los que andan de paso y se lo llevan con ellos. La condición es que siempre sea “un buen café, bien hecho, un café gourmet”.

Si salís de ronda cafetera estas son nuestras sugerencias.

CAFÉ REGISTRADO

La apertura más reciente del universo cafetero sorprende por su magnitud: está en una esquina de Palermo (Costa Rica 5901). Con ambientación industrial, las mesas se acomodan alrededor de la estación central en la que se prepara cada café a la vista. También puede seguirse el paso a paso del tostado de los granos. La carta es muy completa, con bebidas elaboradas con diferentes métodos de preparación -filtrados, espressos, cold brew, iced-, tés, licuados y jugos y para sumar a una comida, sandwiches y ensaladas.

SANTA

Este es el lugar ideal para despejar la mente durante un rato. Laura Santa y Juan David Gallon, creadores de Santa Café (Moreno 818), transmiten su pasión por la bebida a cada consumidor que llega al local. Si no sabés qué pedir, ellos van a saber guiarte (¡siempre con una sonrisa!) hasta que encuentres tu café ideal, desde un espresso hasta un capuccino, hay opciones para cada gusto. Además preparan diferentes filtrados (aeropress, chemex y v60). Tienen pastelería casera -las cookies y los budines son riquísimos- y para el mediodía preparan sandwiches, hamburguesas y arepas para hacerle honor a su tierra, Colombia.

NEGRO

La autodenominada “cueva de café” fue una de las impulsoras de la renovación cafetera del barrio de San Nicolás. Su primer local abrió en Suipacha 637: ventana a la calle para agilizar el take away, barra cómoda y mesas para compartir el momento. Meses atrás abrió una segunda sucursal, cercana a Retiro, con la misma filosofía: ambiente cálido y rico café. En Negro (además de un delicioso aroma a la bebida negra) se respira buena onda. Podés elegir el método de extracción y diferentes blends: no te pierdas el de la casa y animate a probar las novedades que van rotando.

LAB

Este es uno de los referentes de la tercera ola del café en Buenos Aires: LAB primero fue un laboratorio de tostado de granos. Y después inauguró su propio espacio (Humboldt 1542), un local luminoso, de ambiente minimalista, que hace que te sientas a gusto. La estación de café está rodeada de una barra, el mejor lugar para recibir la taza y saborearla. También podés ver las diferentes cafeteras con las que trabajan y preguntar todas las dudas que tengas sobre el mundo barista. En el primer piso funciona un centro de capacitación y tambiés podés aprovechar para comprar algunos gadgets temáticos y los blends propios.

COFFEE TOWN: del Mercado de San Telmo a Recoleta.

Pioneros en el café de especialidad en el país, desde hace menos de un mes los tostadores y baristas de Coffee Town también ofrecen sus granos de Yemen, Papua, México, Etiopía y varios países más en Recoleta. La fórmula que se afianzó en San Telmo ahora se repite en el nuevo local: desde el espresso ($35) hasta el cortado, un latte classic o un mocaccino, la carta es extensa en sus opciones. Frapuccinos y tragos con leche son las otras especialidades de este spot cafetero que nació a partir del Centro de Estudios del Café y que se convirtió en un imprescindible de Buenos Aires para todo amante del arte del buen tostado y también para quienes desean incursionar en los distintos métodos de filtrados.

#Chemex sinonimo de pureza en sabor. Método de preparación para #GrandCru y #café de especialidad . #coffee #coffeeshop

A post shared by Coffee Town Argentina (@coffeetownargok) on

THE SHELTER COFFEE

En la paqueta calle Arroyo, The Shelter no desentona: refinado en su imagen, ofrece, en un local silencioso y de luces tenues, una gran alternativa para meterse en el mundo del café de especialidad. Patrick Popovich y Susana Hewitt son los baristas encargados de despachar café en medidas italianas con una máquina Marzocco que tiene todos los chiches e incluye cronómetro y medidor de temperatura digital. El espresso ($33) aquí es el resultado de la combinación de granos de Colombia, Zambia y Bolivia y que al paladar recuerdan a sabores frutales. Claro que también se puede pedir el cada día más popular Flat White ($44), o incluso paladear el café de autor de la casa, llamado Shelter, a base de espresso, chocolate y crema chantilly ($55). Para hacerla completa, no dejar de probar la croissant de manzana. El dato a tener en cuenta es que por estos días incorporarán la opción del brunch, que se sumará a la interesante propuesta de pastelería.

LOBO CAFÉ

La vista apunta a los diques de Puerto Madero, pero el olfato lleva hacia un molino alemán Mahlkonig y un café de microlotes, 60 por ciento Brasil y 40 por ciento Ecuador que se muele en el momento. En Puerto Lobo se lucen en mostradores recién estrenados tortas y postres con frutas de todos los colores, pero sin dudas el café debe llevarse toda la atención y más allá del espresso ($40) y de las variantes del capuccino (clásico, con vainilla y hasta con dulce de leche), también es posible hacer interesantes mezclas con whiskey (café irlandés, $88), y ron (más dos espressos, $88). Cuenta con la opción del take away, las mascotas son bienvenidas y un plan recomendable puede ser el brunch ($340) acompañado, como no puede ser de otra forma, por un buen café. Y para no quedarse con ganas de más también venden el blend de la casa para consumir al calor del hogar.

Refugio Urbano #coffeeshoplover #specialitycoffee #coffeeshop #specialitycakes #bakery

A post shared by Lobo Café Buenos Aires (@lobocafe.buenosaires) on

STARBUCKS

Y si hablamos de café para llevarse en la mano, no podemos dejar de hablar de la cadena Starbucks que busca ser el “Tercer Lugar” para sus clientes, aquel espacio entre el trabajo y el hogar, donde las personas tienen la oportunidad no sólo de conectarse con otros, sino también de disfrutar de un momento propio, una tarde de estudio, una mañana de trabajo, siempre acompañados de su bebida favorita. Starbucks Argentina ha alcanzado 114 aperturas en el mercado, con dos nuevas tiendas ubicadas en la estación Retiro y en la Estación Carlos Pellegrini de la línea B del Subte.

El boom de los café gourmet de Buenos Aires - Imagen 2

 

De tanto hablar de café nos dieron ganas de uno, pero “bien hecho”, así que compartimos con vos un paso a paso de cómo lograrlo.

 

 

 

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,