TESTIMONIO: Así es la dura realidad que enfrenta una persona depresiva

Muchos escriben sobre la depresión. Maridos, amigos que tratan de ayudar, psicólogos. Pero nadie sabe en realidad lo que es.

TESTIMONIO: Así es la dura realidad que enfrenta una persona depresiva

julio 20th, 2016

Muchos escriben sobre la depresión. Maridos que la enfrentan en sus mujeres, amigos que tratan de ayudar, psicólogos que la estudian. Pero nadie sabe en realidad lo que es estar encerrada en ella. 

ESTE ES MI TESTIMONIO

Todos saben que nos cuesta levantarnos, pero no tienen idea lo que se siente no ser capaces de hacerlo. No saben el esfuerzo que es sentarse en la cama, mirar el piso y no ser capaces de bajar las piernas para levantarse. Hasta ir al baño resulta un esfuerzo.
No queremos luz, ni voces a nuestro alrededor.

TESTIMONIO: Así es la dura realidad que enfrenta una persona depresiva - Imagen 1

La ducha se convierte en nuestra peor enemiga porque, para nosotros, significa que después tendremos que enfrentar el mundo, empezando por mirarnos al espejo y ver un ser que no se parece en nada a lo que éramos.

En mi caso en particular, que además soy bipolar (lo que significa que paso de la depresión a estados de euforia), puedo tener permanentemente rabia, peleo con todos, especialmente mi marido y mis hijos, y después, cuando finalmente hay silencio, que es por lo que tanto luché en el día, empiezo a llorar porque fui cruel, porque ya no quiero ese silencio que me inunda, porque quiero sentir la risa de mis hijos y me siento sola.

Me doy cuenta que estoy cansada, que solo quiero dormir, descansar… y me asusta sentir eso… Sé lo que significa.

TESTIMONIO: Así es la dura realidad que enfrenta una persona depresiva - Imagen 2

Tener depresión no es estar aburrida del trabajo y comentar al aire que andas depresiva.

Tener depresión es una lucha constante, es llenarte de remedios y saber que estarás para siempre amarrada a ellos. Es un subir y bajar que le afecta a todos quienes nos rodean. Es pedirle a tu marido que te ayude y ver la desesperación en sus ojos por no saber cómo hacerlo.

Tener depresión y, en mi caso ser bipolar, es escuchar a todos comentar y dar soluciones sin saber de lo que están hablando. “Cómo va a ser para tanto, si solo tienes que levantarte”, “ocupa tu tiempo en algo y te vas a sentir mejor”. Hablan sin tener idea.

Ellos no saben lo que es no querer salir de su casa, no poder hacerlo, sentir miedo de salir. No saben lo que es tener miedo a que te miren y se den cuenta que estás mal, a que te etiqueten de loca. No saben lo que es sentirse vacía y abandonada. Mirar alrededor y ver que las personas que te aman y están a tu lado se vuelven invisibles.

Puede que todo esto parezca un simple desahogo, pero se me vienen muchos ejemplos de cómo ve el mundo a quienes estamos enfermos. El último ejemplo es el del joven del zoológico, del que tanto se habló hace unas semanas, más que nada en relación a la triste pérdida, “por su culpa”, de los leones.

Se habló de él, de lo que había provocado y un sinfín de cosas. Hasta en un programa de televisión (Vértigo) se rió de él ese personaje que se dice humorista, de la desgracia, y lo hizo descarada, vulgar y apáticamente. Festinó con lo que el joven había hecho, pero no dijo ni pensó en lo enfermo que llegó a estar para tomar una decisión así. No pensó en lo solo y desesperado que pudo haberse sentido.

TESTIMONIO: Así es la dura realidad que enfrenta una persona depresiva - Imagen 3

Me pregunto, ¡Qué haces tú al respecto?, ¡Tratas de entender o solo das las posibles soluciones que te parecen obvias? Te cuento que todas esas “súper” ideas ya las hemos pensado, ya las hemos intentado. Te cuento que solo necesitamos tu compañía en silencio.
Yo soy una enferma y por eso puedo hablarte y decir que no es fácil vivir enclaustrada en tu cabeza.

Lo peor que puedes hacer es decirnos que ya se nos va a pasar, que es sólo una etapa porque sí, es una etapa en la que se nos nota, pero es así como nos sentimos todos los días y da miedo.

A mí me da miedo. Cada día me da miedo no tener las fuerzas para salir adelante y no tomar una mala decisión.

Pero cada día también me convenzo que “hoy” será mejor y, aunque en realidad no lo sea, por lo menos lo intenté.

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad: tkm.news/cl

Tags:

,

,

,

,

,