ATERRADOR: La verdadera historia detrás del “viejo del saco”

A muchos de nosotros nos asustaron de pequeños, diciéndonos que si nos portábamos mal, el hombre del saco nos vendría a buscar, lo aterrador... es que la historia era cierta.

ATERRADOR: La verdadera historia detrás del “viejo del saco”

enero 20th, 2016

A muchos de nosotros nos asustaron de pequeños, diciéndonos que si nos portábamos mal, el hombre del saco nos vendría a buscar, lo aterrador… es que la historia era (en parte) cierta.

ATERRADOR: La verdadera historia detrás del “viejo del saco” - Imagen 1

El diario español ABC publicó hace un tiempo, una publicación que data de 1910, y que tendría relación directa con el mito, te advertimos que el relato es muy explícito y violento:

“Un hombre que vivía en Gádor, en España y que era conocido como “El Moruno” estaba enfermo de tubercolosis. Fue a ver a un sujeto que tenía fama de ser curandero, llamado Francisco Leona, quien le dijo que para curarse bastaba con que bebiera la sangre caliente de un niño y que se pusiera las entrañas del pequeño en el pecho.

Contra toda lógica, “El Moruno” decide poner en práctica esta receta, por lo que Francisco Leona, junto a otro hombre llamado Julio Hernández salieron en busca de un niño. La víctima escogida fue Bernardo González, de siete años de edad, quien estaba bañándose en el río junto a otros niños. Los sujetos le dijeron que iban a recoger brevas y duraznos y que luego lo llevarían donde su hermano, así que el pequeño los acompañó voluntariamente.

Algo pasó en el trayecto que hizo que el menor quisiera retroceder y fue entonces cuando Francisco Leona lo tomó, lo metió de cabeza en un saco y cargó con él por un largo camino hasta llegar al lugar donde los esperaba “El Moruno” junto a Agustina Rodríguez.

Más tarde se sumó un quinto cómplice, José Hernández que ayudó a su madre Agustina y a su hermano Julio a sujetar al niño, mientras que Leona le abrió una ancha herida en la parte alta del costado, cortándole las arterias que afluyen al corazón, mientras, Moruno sostenía una olla para recoger la sangre y luego bebérsela.

ATERRADOR: La verdadera historia detrás del “viejo del saco” - Imagen 2

Posteriormente, Francisco Leona abrió al niño en canal con una navaja barbera y Julio sostuvo los bordes de la herida para mantenerla abierta y fuese más fácil para Leona extraer las entrañas, que el Moruno se colocó en el pecho esperando que le hicieran recuperar la salud.

Como si esto no fuera suficiente, trasladaron a Bernardo al barranco de Jalbo, donde no les bastó con ponerlo en un hoyo, sino que le machacaron la cabeza con la intención de desfigurarle la cara, pero no se detuvieron hasta que la masa encefálica quedó pegada a las piedras.

Todos los participantes en este crimen fueron detenidos y procesados. Moruno y Agustina Rodríguez fueron ejecutados, mientras que Leona murió en la cárcel antes de recibir el “garrote vil” que era la forma en que se ejecutaba a los condenados a muerte“. 

¡Aterrador! y aquí tienes la supuesta fotografía:

ATERRADOR: La verdadera historia detrás del “viejo del saco” - Imagen 3

 

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

Retratos de amantes en sus momentos más íntimos

La fotógrafa residente en Bucarest Natalia Mindru, también conocida por su pseudónimo Photomicona no está interesada en imágenes lindas y empalagosas; dentro del ajetreo de la vida urbana, busca el amor crudo, real, descarado, del tipo que ruboriza las mejillas y acelera el pulso. Iubiri Urbane o Amor Urbano, es su oda a los besos robados, a los secretos guardados y a las […]

Retratos de amantes en sus momentos más íntimos - Imagen 1

Las polémicas fotografías de Oliverio Toscani

  1.   Las fotos de Oliviani no dejan indeferentes a nadie y menos aún en una época en la que hablar de sexo, política, sida, discriminación racial u homosexualidad no era tan habitual. Todos conservamos en la retina alguna de sus icónicas fotografías para Benetton con las que la empresea italiana se dió a […]

Las polémicas fotografías de Oliverio Toscani - Imagen 1