Okinoshima, la isla japonesa donde no se aceptan mujeres

No hay una explicación clara del por qué de la prohibición.

Okinoshima, la isla japonesa donde no se aceptan mujeres

enero 14th, 2016

Okinoshima es una isla de 800.000 m2 al sur de Japón y para algunos es uno de los sitios más sagrados del país. Dicen que allí los antiguos dioses Shinto colocaron a tres emperatrices para que cuidaran y salvaguardaran a la nación.

A estas emperatrices se las venera desde hace más de 600 años. En la isla se llevan a cabo rituales para orar por la seguridad de las embarcaciones y el éxito de las misiones diplomáticas de Japón en el continente asiático.

Okinoshima, la isla japonesa donde no se aceptan mujeres - Imagen 1

Los rituales se celebran en los santuarios de las tres emperatrices conocidas como Tagorihimi-no-Kami (que representaba la neblina marítima), Tagitshuhime-no-Kami (representaba la intensa y violenta marea) y Ichikishimahime-no-Kami (los actos de adoración a los dioses).

Pero pese a la adoración por las diosas, cuya presencia está inmortalizada en una serie de rocas en la cima de la montaña, en Okinoshima no se permite la entrada a las mujeres. Pero no hay una explicación precisa de porqué existe la prohibición.

Okinoshima, la isla japonesa donde no se aceptan mujeres - Imagen 2

Respecto a esto, algunos dicen que es debido a la menstruación: la religión sintoísta considera que la sangre es impura y ésta “ensuciaría” el sitio sagrado. Otros creen que como los viajes a Okinoshima solían ser muy peligrosos, las mujeres tenían prohibido navegar al lugar para protegerlas.

La isla es propiedad del Santuario Munakata Taisha, que sólo permite a sus sacerdotes llegar a la isla, excepto durante el festival anual que se celebra en mayo cuando unos 200 hombres tienen permiso de llegar hasta allí.

Okinoshima, la isla japonesa donde no se aceptan mujeres - Imagen 3

Ahora Japón quiere nominar a Okinoshima para la lista de Patrimonios de la Humanidad de la Unesco en 2017. Pero Tadahiko Nakamura, jefe de la Cooperativa de Pesquería de Munakata, afirmó que a los habitantes les preocupa que el sitio se vea inundado de potenciales turistas y giras de agencias de viajes.

“Los pescadores locales han venerado a Okinoshima desde tiempos antiguos y la han protegido”, explicó, “no queremos que la gente se acerque a los dioses sin la debida reflexión“.

Sobre si la prohibición hacia el ingreso de las mujeres seguiría existiendo una vez que la isla fuera Patrimonio de la Humanidad, la respuesta fue si.

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,