Australia en ‘shock’: Sacerdote abusó de 2 huérfanos luego de oficiar el funeral de su padre

Gerald Francis Ridsdale, está preso desde 1994. Confesó haber abusado de cientos de chicos mientras era sacerdote.

Australia en ‘shock’: Sacerdote abusó de 2 huérfanos luego de oficiar el funeral de su padre

agosto 15th, 2017

Gerald Francis Ridsdale era sacerdote y la brutalidad de sus crímenes no deja de espantar a Australia y al mundo.

Australia en ‘shock’: Sacerdote abusó de 2 huérfanos luego de oficiar el funeral de su padre - Imagen 1

Hace poco fue declarado como el pedófilo más prolífico.

Sus víctimas, abusadas sexualmente, podrían superar el millar.

Nació en 1934, se hizo seminarista a los 20 años  y en 1961 fue ordenado sacerdote.

Sin embargo, en la década de 1980 todo cambió: comenzaron a surgir las denuncias en su contra.

Estas terminaron en un primer juicio en el año 1994, donde fue declarado culpable y recibió una condena de 18 años de cárcel.

Luego fue nuevamente juzgado en el 2006, y recibió otra sentencia de 13 años.

En 2014, volvió a tribunales y recibió otra condena de 8 años más.

Si bien aún continúan las investigaciones acerca de sus delitos, se conoció que durante tres décadas abusó de cientos de menores de edad.

Ridsdale también reconoció su responsabilidad en todos los delitos que se le imputan.

“Si le cuentas a alguien, Dios va a castigar a tu familia”

Jeremy McWilliams, fiscal a cargo de varias de la causas contra el sacerdote, ha comentado a la prensa algunos de los brutales crímenes cometidos por el cura.

Según informó ‘El Debate‘, entre los delitos se cuenta el abuso de un niño y una niña luego del funeral de su padre, donde él realizó los oficios funerarios.

También entre las causas se encuentra el caso de una menor que fue despertada en mitad de la noche (era la hija de una familia a la que le estaba dando apoyo espiritual) y, con la ayuda de su padre, la llevaron hasta la iglesia, donde el cura abusó de ella.

“La condujo hasta el altar donde la recostó y le susurró al oído que Jesús murió por nuestros pecados, entonces podemos ser perdonados y si confieso este pecado, podré ser perdonado”, dijo McWilliams.

Entre las frases que decía a sus víctimas para amedrentarlas, los expedientes señalan cosas aberrantes: a un niño le dijo que el abuso era “parte del trabajo de Dios”, pero que si se lo contaba a alguien el Señor iba a castigar a su familia.

“Es nuestro pequeño secreto, no le digas a tu mamá, o tu papá podría morir”, amenazó a otro.

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,