“NERUDA”. La pretensión hecha película

Esto es lo que nos pareció la película "Neruda", del director Pablo Larraín.

“NERUDA”. La pretensión hecha película

agosto 8th, 2016

Existen dos tipos de películas chilenas, las que se atreven a hacer algo distinto e innovan, a veces con resultados buenos y otras no tanto, y las que caen en la misma trama una y otra vez. “Neruda” está en esta segunda clasificación.

“NERUDA”. La pretensión hecha película - Imagen 1

Esta definición de la “típica película chilena” es básicamente las películas sobre política, el golpe militar, la dictadura, las clases oprimidas, los ricos diabólicos, etc. Nos ha costado mucho comenzar a desviarnos de esa línea, pero de vez cuando siguen saliendo películas que nos llevan de cabeza a esa misma línea dramática.

“NERUDA”. La pretensión hecha película - Imagen 2

Aquí es donde llegamos a la trama de “Neruda”, que se centra en la persecución del poeta y su eventual huida del país. Su perseguidor es el detective Peluchonneau, con quien Neruda tiene una obsesión que lo lleva a dejarle pistas durante su huida y a deleitarse con esta suerte de juego del gato y el ratón.

Esta parte de la historia de la vida de Neruda es una de las menos contadas. Pero la forma del relato cae en el mismo endiosamiento que hemos visto en todo lo que respecta a este personaje de la poesía chilena.

“NERUDA”. La pretensión hecha película - Imagen 3

Hay que decirlo, Neruda es un pelotudo, un hombre que solo es redimido por su poesía, y es esto lo que hace que la gente se olvide de que es un violador, mujeriego, bueno para el carrete y fresco de raja que nunca le trabajó un peso a nadie y vivió como rey en Francia con la plata de los chilenos que en ese momento estaban viviendo en la miseria en su propio país.

“NERUDA”. La pretensión hecha película - Imagen 4

La película muestra todos estos nefastos aspectos de su vida, pero una vez más, en un tono picaresco, del pillo querible. Por otro lado, el presidente González Videla es mostrado como un snob, que trata de “roto” a todo el mundo y toma cerveza en su oficina mientras demanda la persecución de todos los “comunachos”. Volvemos a caer en la línea de la “típica película chilena.

Larraín se caracteriza por ser un director con muy buen oficio, hace películas que se ven bien. Es en el contenido de la misma que se cae, intenta hacer algo “cool” y el resultado es una pretensión horrible, una película que se cree mejor que tú. Un claro ejemplo: el chroma de fondo en las escenas de conducción en los autos, basura hipster innecesaria. La película no puede querer ser más que la historia que está contando.

“NERUDA”. La pretensión hecha película - Imagen 5

Luis Gnecco en el protagónico, como siempre, hace una entrega impecable. Un actor que está en su mejor momento y que sabe meterse en los papeles para hacernos olvidar que estamos viendo a un actor.

Por otro lado, Gael García Bernal como el inspector Peluchonneau, deja mucho que desear. Esta es la segunda vez que Larraín decide incorporar a Gael García en un papel chileno, y parece que aún no se da cuenta que el acento chileno de García Bernal es en pocas palabras, ridículo. Su papel como relator de la historia en un tono monótono, tirando bromas pseudo inteligentes deja nuevamente esa sensación de pretensión, de creerte muy inteligente si comprendiste el chiste.

“NERUDA”. La pretensión hecha película - Imagen 6

A final de cuentas, estamos hablando de una película sobrevalorada, con mucho hype y poco que entregar. Queremos un cambio.

Sigue a TKM en Facebook para ver más noticias como esta:

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,

,