A cara lavada

La piel de tu rostro es tu carta de presentación y por eso, siempre debe estar súper sana, limpia y cuidada. Poné en práctica estos cinco pasos para todos los días.

A cara lavada

febrero 4th, 2009

Primero, todas las mañanas y a la noche antes de acostarte limpiá tu piel con un gel o crema de limpieza. La mayoría de limpiadoras para pieles jóvenes se retiran con agua.
Como segundo paso aplicá una loción astríngente o refrescante. Colocá unas gotitas en un algodón y luego, con pequeños golpecitos, pasalo por la piel con movimientos hacia arriba y hacia fuera.
En tercer lugar, una vez por semana luego de limpiarte y antes de ponerte la loción, utilizá una crema exfoliante, que sirve para retirar impurezas y limpiar en profundidad. Recién después de sacarte el exfoliante con una toalla húmeda y tibia, colocá la loción.
Como cuarto paso (o tercero, para todos los días) utilizá una crema hidratante o bien, si tenés muchos granitos y exceso de oleosidad (grasitud en tu piel), aplicá una crema reguladora.
Finamente, para proteger tu piel de la exposición al frío, al viento y al sol, podés usar una base de maquillaje translúcida, es decir con un poco de color pero que no se nota en la piel. No dudes en pedir consejos a las consultoras de belleza de las perfumerías.

   
 

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad: tkm.news

Tags:

¿Y vos qué opinás?