¿Por qué se nos pegan las canciones? Hay un explicación científica que revela el misterio

Después de investigarlo, encontraron la razón por la que hay temas que no podemos sacarnos de nuestra mente.

¿Por qué se nos pegan las canciones? Hay un explicación científica que revela el misterio

junio 20th, 2017

No hay nada más molesto que cuando se te mete en la cabeza una canción y no podés dejar de cantarla y tararearla en tu interior. Al menos una vez en la vida, todos fuimos víctimas de una situación así.

Incluso, muchas veces se nos quedan pegados temas que realmente no nos gustan o que usualmente no escucharíamos. Pero todo eso sucede por una razón, y los científicos, miembros del Departamento de Psicología de la Western Washington University de Estados Unidos, lo estudiaron y llegaron a encontrar varias explicaciones.

¿Por qué se nos pegan las canciones? Hay un explicación científica que revela el misterio - Imagen 1

Hay tres pilares fundamentales que hacen que la canción sea pegadiza  y que estemos por semanas cantándola sin parar. Por supuesto que el ritmo tiene mucho que ver y, mientras más movedizo y divertido sea, más rápido hará que se nos quede dentro de nuestras cabezas. Pero, lo cierto es que también hay otros factores que crean este fenómeno.

1- La repetición

Cuando un tema dice muchas veces seguidas la misma palabra o frase, que por lo general suelen ser simples y del vocabulario que usamos todos los días, es muy fácil que eso entre en nuestro cerebro y que después sea difícil de olvidarlo. Incluso,  también ayuda cuando la melodía no tiene muchas variaciones ni elementos musicales. La realidad es que mientras más suene una canción de estas, es más sencillo recordarlas que otras y por eso es que se nos pegan rápidamente. “Por ejemplo, escuchar una palabra que forme parte de la letra de una canción, puede traer el tema a la mente”, aseguraron los científicos.

2- El momento en el que lo escuchás

La realidad es que si escuchaste este tema cuando estabas haciendo alguna tarea que requería poco esfuerzo mental, es mucho más fácil que se te pegue en esa situación y no cuando estás concentrado haciendo otra cosa que requería tu total atención. Por eso, lamentablemente, es difícil de controlar el momento en el que se nos mete una canción. “Cuando las personas están realizando actividades automáticas, fáciles o poco interesantes, con frecuencia su mente divaga”, desarrollaron los expertos y también explicaron que las canciones repetitivas también suelen aparecer en los momentos en los que la mente se enfrenta a un desafío, es decir, cuando el cerebro está concentrado intentando encontrar una vía novedosa para solucionar una dificultad cognitiva.

3- Nuestro cerebro nos juega una mala pasada

Por lo general, cuando recordamos uno de estos temas pegadizos, lo que más nos queda es esa parte repetitiva, que suele ser el estribillo. Por este motivo, nuestro cerebro va a intentar continuar la canción y tratar de recordar la otra parte de la letra. Para eso, va a repetir la cantidad de veces que considere necesario esa parte del tema, para que pueda encontrar y tratar de acordarse de la otra parte.

Incluso, los investigadores derribaron algunos mitos y aseguraron que no es que siempre se nos pegan temas que odiamos. “Al contrario de la suposición que asegura que sólo las canciones más odiosas se graban, nosotros hemos visto que son las canciones que la gente conoce y que a la gente le gustan las que más frecuentemente se vuelven invasivas”, explicaron en la revista Applied Cognitive Psychology.

Por otro lado, la universidad británica de Saint Andrews hizo una investigación en la que descubrió cuáles son las canciones más pegadizas de la historia. Entre las primeras se encontraron “We will rock you” y “We are the champions” de Queen, “Happy” de Pharrell Williams, “Gangam Style” de PSY y hasta “YMCA” de Village People. Por supuesto, tampoco podemos olvidarnos del fenómeno de “Despacito” de Luis Fonsy y Daddy Yankee que se convirtió en un hit mundial y nadie puede dejar de cantarla.

¿Por qué se nos pegan las canciones? Hay un explicación científica que revela el misterio - Imagen 2

Por suerte, existen algunas maneras muy efectivas de hacer que esa canción que ya nos cansó, se vaya para siempre, o al menos por un rato, de nuestra cabeza. Para eso, hay tres opciones que podés implementar:

  • Escuchar otra canción con un ritmo similar. Esto va a hacer que dejes de lado la otra por un momento y te concentres en esta.
  • Tratar de escuchar otros sonidos completamente diferentes, que harán que tu cerebro se distraiga y deje de pensar en ese tema
  • Hacer alguna actividad distinta a la que estás haciendo. Ponete a ver una serie, hablá con alguien, salí a caminar. Distraerte es la clave para olvidarla.

 

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,

,

,